Una breve historia de recuperación

Orden

En la primavera de 2023, la naturaleza había comenzado a recuperar el espacio.

Todo había florecido esplendorosamente, sin embargo, no fue beneficioso para la integridad del edificio. En un mundo ideal, revertiríamos el curso de los eventos y volveríamos a poner un techo en el patio. Sin embargo, esta opción fue prohibitivamente costosa.

Afortunadamente, del caos había surgido una idea valiente: ¿qué pasaría si no reemplazamos el techo?

El primer paso fue eliminar el suelo de cemento dañado.

Y luego colocar una nueva base.

A continuación, podríamos colocar un suelo nuevo que resistiría los efectos de los elementos naturales.

Entonces, limpiaríamos los escombros de las paredes y la carpintería, antes de pintar nuevamente.

Y finalmente, pintar las paredes.